Conectate
To Top

¿Cómo aplicar la Mercadotecnia al Matrimonio?

Varios años y esfuerzos de muchos especialistas y expertos, se han dedicado a realizar estudios para obtener resultados exitosos en las ventas.

La mercadotecnia ayuda a promocionar productos para obtener mayores ventas -y como me dijo un buen amigo hace poco-, la mente de la mujer “cablea” todo con todo. Quizá tiene razón porque al escuchar una conferencia de cómo realizar mejores anuncios publicitarios, mientras apuntaba los puntos que me parecían importantes, ¡PUM! Rápidamente lo ligué a algunas estrategias que se podrían aplicar en una relación de hombre y mujer “para pedalear y no perder el equilibrio en el matrimonio”.

La mercadotecnia ayuda con algunas técnicas específicas para vender productos a los consumidores, y la definición que da el American Marketing Asociation, puede ayudarnos a establecer por qué la mercadotecnia también ayuda al matrimonio.

«Mercadotecnia, es un modo de concebir e implementar la relación de intercambio (MATRIMONIO), con la finalidad de que sea satisfactoria a las partes que intervienen (VARÓN Y MUJER) y a la sociedad, mediante el desarrollo, valoración, distribución y promoción, por una de las partes (VARÓN O MUJER), de los bienes, servicios o ideas que la otra parte necesita (ESPOSO O ESPOSA).»

Existen 8 principios en la Mercadotecnia muy útiles para lograr nuestros objetivos en el Matrimonio.

A continuación los voy a ir nombrando y te pido vayas imaginando cómo puedes aplicarlos en tu matrimonio, será diferente y divertido ¿te animas?

1. Donde está la mirada, está la atención.

Quien lo observe verá el ojo del modelo y querrá ver hacia donde ve el modelo (simple curiosidad de las personas).

Si la mirada está en tu pareja, ahí estará tu atención. Sin embargo, habrá que observar bien en qué estamos poniendo atención ¿será en sus capacidades y habilidades, en los esfuerzos que hace, o en los errores que comete? Cuando sientes la mirada constantemente sobre ti, puedes sentirte intimidado, así que enfocar la mirada sólo en el cónyuge puede hacer que en lugar de dar la atención adecuada, lo estemos sobre-mirando.

¿Qué ves primero en cada anuncio?

mercadotecnia

2. Antes de dar, permite imaginar.

El parar una acción un segundo antes de que suceda crea en el cerebro la posibilidad de degustar. Observa cómo ponen los anuncios de comida, la persona no lo está masticando, sino está a punto de introducirlo a su boca, eso permite al que observa el anuncio, que lo disfrute, que imagine su sabor.

mercadotecnia

Si vas a dar un beso detente un segundo antes, permítele a tu pareja disfrutarlo y para hacerlo, es necesario dejarlo imaginar aunque sea por un segundo. Saber que va a suceder promueve la seguridad. El fluir y dejar que suceda está entre el aburrimiento y la ansiedad; es quizá la capacidad para descubrir una nueva forma para disfrutar.

Matrimonio

3. Las diferencias, complementan.

El hombre tiene una visión como si observara a través de un periscopio. Cuando un hombre busca algo en el refrigerador por ejemplo, el objetivo puede estar frente a sus ojos y no lo ve, como dicen los yucatecos “lo busco y lo busco y no lo busco”.  La mujer en cambio, tiene una visión periférica, ve muchos objetivos a la vez. Lo necesita para poder cuidar a sus hijos, a su pareja, a ella misma y también por aquello de cómo trabaja su cerebro, conectando todo con todo.

Matrimonio

4. En el lenguaje está la comunicación.

A un hombre, frases concisas, precisas y cortas. Y para la mujer, estimula sus sentidos. Como a una flor hay que regarla, abonarla y sobre todo, cuidarla en tempestades climáticas. La mujer puede ayudar gestionando emociones, descubriendo sus necesidades reales y expresándolas asertivamente. Uso del canal de comunicación visual, auditivo y kinestésico (VAK).

mercadotecnia

Reconocer que la mujer cerebralmente necesita hablar más de 10 mil palabras y el hombre 3 mil, puede ayudar a entender porque el hombre cuando llega a su casa poco quiere hablar y la mujer, no ha terminado con su “dotación diaria” ¿será que por eso me gusta escribir?, para no abrumar a mi esposo con tantas palabras, jajaja, lo hago porque creo que cada uno tenemos algo que podemos compartir y también ir aprendiendo poco a poco.

5. La necesidad crea el interés.

Si quieren generar la compra de un determinado producto, te dicen los beneficios que vas a recibir y eso genera una necesidad en el observador que lo lleva a comprarlo.

mercadotecnia

Aquí no hace falta aclarar cuál es la necesidad del hombre y de la mujer, solo es cuestión de observar bien qué ofrecen los anuncios para cada uno. Hay una encuesta muy sencilla, si pudieras escoger sólo una alternativa ¿cuál escogerías?

A) Una sesión de masaje

B) Una relación sexual

c) Una hora de compras en el centro comercial

¡Solo puedes escoger una! La primera que pensaste es tu necesidad inmediata y probablemente se creará el interés por ello. La felicidad no depende de las pasiones ¡aclaro!, pero sí la pasión que le pongas a tu interés. Escribiendo éste artículo, le hice las tres preguntas a mi esposo ¿qué crees que escogimos cada uno? y llegamos a la conclusión que si no obtienes lo que es tu necesidad es porque las otras dos no se están dando.

Si fueras el genio de Aladín, ¿qué deseo te pediría tu esposo/esposa?

6. La autoestima promueve la voluntad.

La mercadotecnia le da a cada uno lo que necesita.
Cuando el hombre y la mujer se saben valorar y aceptar a sí mismos, pueden valorar y aceptar lo que quieren en verdad.

AUTOESTIMA Y VOLUNTAD (FÓRMULA 4 D)
Deseo: ser, hacer y tener.
Decisión: dar el primer paso es comenzar a avanzar.
Determinación: lo imposible lo puede hacer posible.
Disciplina: repetir, aceptar, tolerar o rechazar.
Autoestima: sé como el sol, sale todos los días sin importar si está nublado.

No levantes muros y aprende a traspasarlos.

Matrimonio

Cuando el hombre y la mujer se saben valorar y aceptar a sí mismos, pueden valorar y
aceptar lo que quieren en verdad.

7. Los sentidos mandan información al cerebro.

Los anuncios para las mujeres promueven los sentidos del oído y el olfato (están conectados), y los de los hombres promueven lo visual. Observa en el supermercado, las mujeres tendemos a abrir los envases de shampoo, líquidos para trapear, el jabón para la ropa, los perfumes… para olerlos. Y los hombres se fijan en las etiquetas, los colores, las imágenes…

Para la pareja hay que hacer “mercadotecnia con ciencia” y que todos los sentidos manden la información adecuada al cerebro.

MANDAR INFORME AL CEREBRO: (el gusto es en ambos)
Mujer: oído y olfato (frases bonitas y flores, hombre que habla y huele bien…)
Hombre: ojo y tacto (arreglo y suavidad, mujer arreglada y que apapacha…)
Un beso estimula los cinco sentidos…

8.  Las emociones te mueven.

Los anuncios se enfocan en generar emociones agradables, si quieren vender tienen que promover ser apetecibles, que lo quieras comprar.

Con la pareja (y yo diría que en todas las relaciones entre personas), el gestionar las emociones puede promover un entorno de amor y cuidado que lleva a cualquier persona a tener un modo de vivencia y no solo de supervivencia. La inteligencia emocional en el matrimonio es fundamental para poder poner la mirada en lo que nos interesa.

¿Cómo comenzar a gestionar las emociones?

1. OBSERVAR. Identifica a través de tu cuerpo las sensaciones que te está generando el evento que sucede.
2.IDENTIFICAR.  Identifica la emoción de acuerdo a lo que tú cuerpo te dicta. Si pones atención a lo que tú cuerpo te quiere decir podrás identificar mejor las emociones que sientes.
3. RECONOCER. El sentimiento. Toda emoción genera un sentimiento que te hace actuar.
4. DESCUBRIR. Darse cuenta del mensaje “oculto” que está implícito frente a un evento ayuda a la persona a descubrir la necesidad propia frente al evento. ¿Actúas de acuerdo a la emoción con respecto a las acciones o con respecto a la persona?
5.REFLEXIONAR. Identifica qué clase de respuesta emocional tienes, interioriza en los sentimientos que te genera y reflexiona en tus necesidades.
6. EXPRESAR. Comunica tus emociones de manera asertiva (lo que quiero), afectiva (con amor) y efectiva (es eficaz, no víctima).

“¿Por qué cerramos los ojos cuando vamos a rezar, besar, llorar o soñar?
Porque las cosas más bellas de la vida no son vistas sino sentidas con el corazón”.
Danzel Washington

¡Compártelo si crees que le puede ayudar a alguien!

More in MATRIMONIO Y FAMILIA