Conectate
To Top

¿Cómo arruinar el futuro de tus hijos?

Los padres que en su infancia experimentaron fuertes carencias económicas, son los mismos que hoy quieren dar a sus hijos todo lo que a ellos les faltó en su niñez.

La mayoría de esos padres que ahora han conseguido una buena posición económica no tienen reparos en dar a sus hijos todo lo que ellos les piden, más bien, se sienten orgullosos de poder hacerlo. Esta manera de proceder hace que los niños se sientan con todo el derecho de poseer todas esas cosas, y peor aún, sin ningún esfuerzo de su parte.

Sin darnos cuenta y creyendo que les hacemos un bien, como padres estamos formando hijos con grandes vacíos existenciales, dependientes y sin aspiraciones en la vida, poco tolerantes y llenos de exigencias hacia los demás, pues desde muy pequeños les hemos ido acostumbrando a tener todo lo que desean y hasta lo que no, ¡a la voz de ya!

hijos

Receta infalible

Los excesos de regalos arruinan a tus hijos. ¿Por qué? Pues porque no les enseñamos a arreglárselas en la vida con poco o nada, que es la otra cara de la moneda que la vida les puede presentar. Nadie les asegura que siempre podrán tenerlo todo y aunque así lo fuera, te será muy difícil como padre ayudarles a forjar carácter.

Si en verdad quieres formar a hijos agradecidos, nobles de corazón y personas de bien, enséñales a valorar lo que tienen, haz que aprendan a ganarse las cosas por mérito propio a través de su trabajo y del servicio a los demás.

hijos Como padres de familia hemos venido creando una generación de jóvenes que todo lo tiene, con poco o sin ningún esfuerzo de su parte; ropa en abundancia, auto a la puerta, dinero en la cartera… Pero con pobres aspiraciones; de trabajar y ganarse la vida con su propio esfuerzo, de lograr objetivos trascendentes, de casarse y formar una familia, mucho menos de gastar su tiempo y sus recursos para el servicio de los demás.

hijos

hijos

Padres preocupados por sus hijos

La mayoría de la gente con dinero en México no es proveniente de familias ricas, así lo deja ver el programa que fue publicado por la Secretaría de Economía (SE). El típico mexicano adinerado ha construido su futuro en base a estudios y al esfuerzo de su trabajo, y son aquellos que ahora se preocupan por el daño que el exceso pueda producirle a sus hijos.

¿Cuáles son esas preocupaciones? 

• Que sus hijos aprendan a valorar más lo que tienen

• Que aprendan a reconocer el valor real del dinero y el trabajo que cuesta ganarlo

• Que logren tener iniciativa y sean independientes

Para encarar esta situación, algunos padres se han preocupado por inculcar valores a sus hijos de manera que sean capaces de enfrentar el entorno de abundancia en cual que viven.

Enfrentando la realidad del “estatus”

No podemos negar que en la sociedad actual en la que nos movemos, existe una marcada competencia del estatus. Los adultos compiten entre ellos, pero también los niños; ¿Quién tiene el mejor auto? ¿el mejor bolso de marca? ¿quién lleva a sus hijos a los mejores colegios? ¿quién viaja a los lugares más exóticos? ¿quién tiene la mejor casa o vive en el mejor condominio? ¿quién tiene el mayor número de empleados a su servicio? ¿quién da los mejores juguetes y más caros a sus hijos? etc… y un largo etcétera. Y con los niños sucede algo parecido pues ellos son nuestro propio reflejo.

hijos

Ante esta realidad debemos enseñarles desde que son pequeños –comenzando por nosotros como padres- a sentirse orgullosos por saber afrontar la vida con “lo necesario”. No digo con pobreza o escasez, pero tampoco con abundancia o excesos, simplemente saber vivir -pleno, seguro y feliz- con lo que es necesario para la vida.

Ésto es como un antídoto para enfrentar a “la competencia del estatus” que tanto nosotros, como nuestros hijos experimentamos constantemente en el ambiente social; Los niños en el colegio con sus compañeritos de clase y los adultos con las “amistades”. Que por cierto, quienes usan los medios materiales para competir y sentirse “superiores”, no son amistades reales.

Algunas recomendaciones

Los hijos conforme van creciendo, poco a poco van tomando conciencia de lo que tienen, por eso es importante inculcarles valores y enseñarles a apreciar lo que tienen.

• Lo recomendable es cuestionarte como padre por aquello que le darás a tu hijo y sus posibles consecuencias.
• Piensa antes de darle todo lo que te pide si lo que le vas a dar realmente es algo que necesita y si lo sabe apreciar.
• Si le dará alguna utilidad o solo lo pide por capricho.
• Pon atención a la manera en que tu hijo te pide o te “exige” las cosas y aprende a establecer un sano equilibrio entre los límites y la libertad.

Recuerda que formar personas de bien es tu responsabilidad como padre de familia.

Comparte este artículo si te fue de utilidad y déjame un comentario en la parte inferior con algo de tu experiencia. Me agradará mucho responderte 😉

More in EDUCACIÓN