Conectate
To Top

¿Cómo limpiar los dientes de los bebés?

La salud bucodental es muy importante en todas las fases de la vida. Si queremos llevar una vida sana y mantener todas las piezas dentales en la edad adulta, desde pequeños tenemos que cuidar nuestra boca. Lógicamente, los bebés no están aún capacitados para ejecutar esta tarea por sí solos y dependen de nosotros para mantener su salud bucodental.

Los dientes del bebé aparecen a partir de los seis meses de edad, pero estas piezas aún no son aptas para seguir los procedimientos dentales rutinarios, como puede ser el cepillado, el uso de enjuagues bucales o la seda dental. En los bebés existen otro tipo de cuidados que muchos padres primerizos desconocen y que son fundamentales.

1. Cuidado con el biberón.

A través del biberón los bebés consumen determinados alimentos y bebidas, como puede ser leche, cereales, zumos de frutas, etc. También mediante el uso de chupetes humedecidos en productos como miel o jarabes de glucosa. Estos productos son altos contenedores de azúcares que se fijan alrededor de los dientes y las encías de los bebés, siendo un reclamo para las bacterias que originan las caries.

Por ello, una de las cosas que debemos evitar es que el bebé se duerma con el biberón en la boca (una práctica muy recurrente para que concilien el sueño). ¿Qué podemos hacer? Antes de dormir lo ideal es darle un biberón con agua o un chupete específico para la salud bucodental de bebés. De este modo, el mismo agua limpiará las pequeñas piezas dentales arrastrando los azúcares sedimentados en las encías del bebé.

2. Toallitas humedecidas para los dientes de los bebés

No porque el bebé aún no haya desarrollado los dientes vamos a obviar ciertos cuidados para sus encías y tejidos gingivales. Un recurso óptimo es el uso de toallitas o gasas humedecidas que podemos envolver en nuestro dedo y masajear con precaución las encías de nuestro bebé.

En el momento que aparezcan los primeros dientes de leche, podemos empezar a utilizar cepillos infantiles suaves. Algunos expertos, como los profesionales de la clínica dental Sonría, son especialistas en la higiene bucodental de los infantes y recomiendan utilizar una pasta dental sin flúor mientras el bebé no sepa escupir. Hay gran variedad de productos en el mercado con ingredientes naturales y sin flúor, para no causar daños si el bebé ingiere alguna cantidad. En el momento que aprenda, podemos empezar ya a usar rutinariamente una pasta dental con flúor.

3. Hábito y paciencia

Con el crecimiento y desarrollo del niño, su higiene dental pasará por determinadas fases. Todos, de pequeños, sin saber bien el motivo, huíamos del cepillado dental o eran necesarias muchas insistencias de nuestros padres. Luego, con el tiempo y con alguna que otra caries, valoramos la salud bucodental.

Los niños, desde el momento que empiezan a crecer, a hablar y a interactuar con el medio, son meros imitadores de lo que ven. Ejecutar con ellos, desde el principio, una rutina de cepillado dental no solo le ayudará a adaptarse al lavado bucal sino que también le permitiremos desarrollar unos dientes y encías sanos.

Si te fue útil la información, compártela.

Tal vez te gustaría leer: Nutrición infantil ¡Enséñales a comer bien! y tal vez 7 recomendaciones para reducir la cantidad de azúcar que consumen tus hijos y probablemente Cuando mi bebé no come “nada”. Si quieres recibir más contenido valioso suscríbete al blog.

More in SALUD Y NUTRICIÓN