Conectate
To Top

Cómo formar un Vínculo Afectivo con tu Bebé sin Lactancia Materna

El Vínculo Afectivo con tu bebé, no es exclusivo de la lactancia materna.

Primero que nada quiero hacer una aclaración. Soy una mamá 200% en pro de la lactancia materna, mis hijos de 4 años, 2 años y el de 3 meses, han sido niños lactados; los dos primeros hasta el primer año de vida, y con el más pequeño esperemos también lograrlo.

La lactancia materna no es una cuestión sencilla para casi ninguna madre, pero las opiniones que la gente te suele hacer al respecto son similares a estas: – !Wow! tienes muchísima leche, eres muy afortunada. Además, darle pecho a tu bebé te adelgaza-. Y más de las anteriores…

Les platico un poco acerca de mi fortuna

Que la leche fluya como un milagro me toma alrededor de una semana con un bebé de por sí hambriento, lastimándome hasta que la leche logra bajarme, el dolor es tal, que pasa a convertirse en migraña, aguantando como una campeona y ofreciendo el dolor (espiritualmente hablando), sí, cual “mártir style”. Lo ofrezco porque de cualquier manera he de pasar por ahí, así que más me vale “darle un sentido”.vínculo afectivo

No soy de las mamás afortunadísimas que bajan de peso al lactar. Pudiera pensar en mis adentros, – pues me aguanto el dolor porque al menos tendré la recompensa de verme increíblemente delgada-. ¡Pues no! me pasa exactamente todo lo contrario, yo subo de peso con la lactancia e inclusive, acumulo de más que estando embarazada.

Tal vez sigas pensando que soy afortunada. La verdad es que yo también lo pienso y sí lo soy, pese a que me aguanto el dolor y no me pongo a dieta el día uno porque la leche dejaría de fluir.

Ahora bien, con todo y todo, creo que ésta no es la única manera de formar un vínculo afectivo con tu bebé. Si apenas soportas el dolor, o no te provoca la mayor satisfacción, o simplemente las circunstancias no te permiten hacerlo, ¡tranquila! no es el fin del mundo, hay una y mil maneras de suplir el momento piel con piel con tu bebé.

Tips para formar un Vínculo Afectivo con tu bebé, cuando no tienes contacto con él por medio de la lactancia materna.


~ A mí me encanta bañarlo abrazadito y pegadito a mí. No lo intento desde muy pequeño porque son escurridizos y no queremos accidentes. Pero a partir de los tres meses me meto a la tina con él y tomamos un baño riquísimo, o en la regadera igual. Un tip es que tú te metas en traje de baño, porque si no tienes a alguien que te ayude para que venga y lo vista, el único que saldrá tapado de la regadera será tu bebé y lo más seguro es que después del baño lo tengas que alimentar o cualquier otra cosa que se atraviese. Pero créeme, este no será tu momento de baño relajante.

~ Otra de las cosas maravillosas para crear un vínculo afectivo es arrullarlo. Deja ya de escuchar esas ondas de “lo vas a embracilar” o “al rato no te va a dejar hacer nada”. Pregunta: De todos modos ¿los hijos te dejan hacer algo? Perdón pero mi hijo mayor tiene 4 años de edad y como mamá he hecho todo por hacerlos independientes, y de todos modos, es cosa de que me vea enfrente para que se le ocurran dos mil cosas en que le puedo ayudar, ¡aprovéchalo! ese bebé no se va a quedar así por mucho tiempo, los hijos crecen rapidísimo.

~ Dale tiempo de calidad: sin teléfono, sin facebook, sin computadora a la mano. A mí me fascina escribir, ese es mi momento. Sin embargo, el día a día no me ofrece muchas oportunidades para sentarme a escribir con una tacita de café como me encantaría. La verdad de las cosas es que escribo esto mientras preparo quesadillas. Pero definitivamente creo que los niños aún siendo bebés, necesitan que los veas a los ojos y les platiques viéndolos de frente. ¿Tú cómo te sentirías tú si tu esposo llegará de trabajar y tuvieras algo importantísimo que contarle y él te dijera algo así: -Claro amor, te estoy escuchando-, pero al mismo tiempo siguiera contestando correos del trabajo?

Ese mismo sentimiento que te provocó la poca atención de tu esposo, es el que nuestros hijitos perciben cuando no les brindamos el 100% de nuestra atención, lactándolo o no.

vínculo afectivoEl vínculo afectivo es algo que se trabaja día con día. Así que si hoy no lo lograste, haz un mejor esfuerzo el día de mañana, trabájalo y practícalo a pesar de tus ocupaciones diarias. La satisfacción de ponerle atención a tu bebé y brindarle amor, así como a cada miembro de tu familia, seguro te traerá muchísimas recompensas.

La próxima vez que te den ganas de opinar sobre el porqué una mamá lacta o no a su bebé, recuerda que cada cabeza es un mundo, y que cada madre vive la maternidad de una manera diferente. Lo que a ti se te da, tal vez a otra mamá no se le de (y quizá eso le cause bastante frustración). Es mucho mejor estar abierta a aprender de las demás en lugar de pensar que su maternidad es más fácil o más complicada que la propia.

Hagamos equipo. Aprendamos unas de otras y compartamos herramientas de lo que nos funciona con las mamás que se crucen en nuestro camino. No es tarea fácil, pero se hace más sencillo cuando te sientes comprendida en lugar de juzgada.

Ahora llegó el momento de compartir. ¿Y tú cómo le haces para formar un vínculo afectivo con tu bebé?  Cuéntanos en comentarios. Y no olvides dejarnos tu correo para enviarte contenido exclusivo para suscriptores  :)





Encuentra un Curso para ti:

Inglés en 9 meses, para Bebés y la Familia

Lengua de Signos para Bebés Oyentes

Mi Hijo No Come


Entradas relacionadas:

Consulta Prenatal con tu Pediatra Neonatólogo ¡Indispensable!

Cómo bañar a tu bebé recién nacido en casa

Básicos para tu pañalera


 

  • Claudia

    Gracias por tus consejos, muy útiles para establecer hermosos vínculos con nuestros hijos.

    • http://www.petittissu.com/ Elizabeth Hurtado

      ¡Al contrario Clau! Gracias a ti por leerme.
      A veces pensamos que vamos por la vida haciendo cosas sin sentido, pero el instinto materno siempre nos saca de apuros, y el escuchar o leer las técnicas de otras mamás (que andan en las mismas que uno), es una lucecita que nos puede ayudar. :)

More in EMBARAZO Y BEBÉS