Conectate
To Top

Niños “Clean”

Hoy deseo escribirles un poco sobre un tema que puede llegar a confundir a las mamás y que como en todos los temas de crianza hay varios bandos 😉

Hablemos de “EAT CLEAN” o “comer limpio” en español

Es una tendencia que ha tenido mucho auge en los últimos años, ahora sabemos mucho sobre; súper foods, comida orgánica, vegetarianos y demás corrientes.

Se sabe que llevar un estilo de vida saludable ayuda bastante a tener una buena salud, menos enfermedades cardíacas y metabólicas (como diabetes tipo 2) que están en aumento cada vez más, mejor rendimiento académico y muchos otros beneficios.

¿Pero cómo impacta esa tendencia en la vida de los niños?

En lo personal y como nutrióloga, considero que deberíamos guardar un equilibrio como en todas las demás áreas de nuestra vida. He visto niños que llevan una alimentación muy saludable y por supuesto la apoyo, yo misma soy vocera y creo firmemente que los buenos hábitos se deben aprender desde pequeños. Sin embargo, creo que en la primera infancia dichos hábitos podemos enseñarlos de manera indirecta y sin involucrar demasiado a los niños.

Tres tips para inculcar hábitos saludables en los niños de manera natural


• En casa se come sano

La mamá compra la despensa. No necesitamos explicarles de colorantes ni calorías a los niños, solo comprar lo que nosotros sepamos qué es lo mejor para la familia. No queremos niños obsesionados, ni con Trastornos de Alimentación desde temprana edad.

• Hacer ejercicio (nosotras)

Conozco mamás que meten a los niños en miles de clases vespertinas; ballet, natación, fútbol…, pero ellas no hacen ejercicio… ¿Cómo van a formar hábitos saludables en sus niños – para toda la vida-, si no ven a sus papás mover un dedo?

• Informarnos

Veo muchas mamás leyendo información en Internet, revistas, etc., y por supuesto es bueno, sin embargo, no todas las recomendaciones y opiniones que leemos aplican para todos, y la nutrición en la infancia es primordial para el desarrollo. Esto lo digo porque veo mamás eliminando alimentos que sus hijos necesitan y sin supervisión de un nutriólogo pediátrico. Eso puede ocasionar consecuencias graves de salud que tal vez no veamos en ese momento, si no hasta la edad adulta.

Conservar el equilibrio en todo, siempre será lo mejor.

Si un niño va a una fiesta o simplemente se le antoja un helado o un dulce, que los coma. Comer saludable también se trata de disfrutar y de saber que podemos comerlos con moderación. La alimentación también es un factor social y en la infancia juega un papel muy importante de integración.

¿Qué niño no disfruta comer dulces con sus amigos en una fiesta? Pero por supuesto, cuidando las cantidades y la frecuencia. No se trata de que se atasquen de dulces en las fiestas, solo que les permitamos comerlos en determinados momentos, así como que no les demos tantas explicaciones que a su edad no necesitan saber, si no que eduquemos con acciones que imiten de la familia.

More in SALUD Y NUTRICIÓN