Conectate
To Top

Nutrición familiar. 7 consejos para convertirse en una mamá experta.

Una adecuada nutrición familiar requiere de ciertos conocimientos y habilidades de la persona que está a cargo. La buena alimentación en familia y los buenos hábitos no se improvisan, más bien, se aprenden y se viven a consciencia, con congruencia y consistencia.

7 consejos para lograr una adecuada nutrición familiar

1. Comer en casa tiene significado

La comida juega un doble papel en la vida de las personas. Cumple la función de nutrir para tener cuerpos sanos, pero al mismo tiempo cumple una función social, tan importante como la primera.

Comer en casa es significativo porque es el medio ideal para relacionarse en familia, brindar amor, comunicarse, transmitir tradiciones, compartir experiencias y muchas cosas más.

Es en casa donde los niños aprenden los buenos hábitos de la alimentación saludable. Por eso, comer en casa sí importa.

2. Asegura una despensa saludable

nutrición familiar

No basta con comer en casa. Si en este caso la despensa está llena de ingredientes y comida procesada, entonces no estamos nutriendo a la familia. Debemos asegurarnos que la despensa y el refrigerador cuenten con la materia prima apropiada para preparar platillos que nos brinden una adecuada nutrición y gran sabor.

Frutas, vegetales, hojas verdes, granos enteros y legumbres, carnes magras, lácteos, huevo, pescado… Además de los básicos que no pueden faltar como el aceite de oliva y la sal de mar. Contar con los ingredientes correctos es la clave para preparar alimentos sabrosos y saludables.

3. El color y el sabor ¡sí importan!

nutrición familiar

Generalmente se piensa que a los niños no les agrada la comida saludable, refiriéndonos fundamentalmente a los vegetales y a las legumbres. Sin embargo, un platillo bien preparado lleno de color y sabor, es un elemento clave. Ser creativo en la cocina no necesariamente significa complicarse la existencia.

Si quieres que los niños coman pescado por ejemplo, derramar sobre el mismo una sencilla salsa bechamel cambiará radicalmente el sabor y la presentación del platillo.

Servir avena con un poco de miel de abeja y arándanos deshidratados, es distinto a servirla de modo simple.

Asegúrate que los platillos que preparas tengan un gran color y un gran sabor.

4. ¿Cómo lograr una alimentación balanceada?

nutrición familiar

Si tomamos como base un plato común, la mayor parte de él deberá estar cubierto de vegetales o frutas.

Siempre que pienses en un platillo para la comida o para la cena, comienza imaginando de qué manera vas a preparar dichos vegetales; un salteado de verduras, al vapor con salsa bechamel, una rica ensalada… Después pregúntate con qué lo acompañarás; un pescado al horno, algo de pollo o carne. Y luego, qué granos enteros o legumbres vas a incluir.

No te olvides que la moderación es parte esencial de una alimentación balanceada. Hasta la fruta en exceso deja de ser saludable para el cuerpo.

Tip. Usa utensilios adecuados al tamaño y edad de los niños. Platos y vasos pequeños son más funcionales para ellos que los que usaría un adulto. De esa manera te aseguras de servir las porciones adecuadas.

Y recuerda que la comida es mucho más que sus nutrientes. Comer juntos brindará no solo un balance adecuado a nivel nutricional, sino también a nivel familiar.

5. ¿Cómo lograr involucrar a los niños en su nutrición?

nutrición familiar

Llévalos contigo al supermercado y que ellos sean los protagonistas de las compras. Déjalos escoger las frutas y los vegetales que juntos cocinarán posteriormente, o que al menos, participarán en alguna parte del proceso de la preparación de los alimentos.

Mientras se encuentran en la sección de frutas y vegetales pregúntales qué les gustaría llevar de lunch al colegio y procura que ellos mismos lo pongan en el carrito.

Evita transitar por los pasillos centrales del supermercado, al centro encontrarás por lo general la comida procesada. La comida viva, la comida sana y fresca generalmente se encuentra al fondo o a los costados de la tienda.

Y lo más importante, si los niños no te ven a ti comer comida saludable difícilmente lograrás convencerlos que comer frutas y vegetales es lo mejor para ellos.

6. Aprende a leer las etiquetas de los empaques

nutrición familiar

Alguna vez te has preguntado ¿por qué las frutas y los vegetales no necesitan etiquetas de ingredientes o información nutricional? Porque son lo que son naturalmente, y son buenos para nosotros.

Lo primero que debes revisar en una etiqueta de información nutricional es el tamaño de la porción, pues generalmente hay más de una porción en un solo empaque.

Otro elemento que destaca, pero no en lo absoluto, es la cantidad de calorías por porción.

Recuerda que no porque un empaque tenga una lista interminable de vitaminas y minerales agregados, eso garantiza que sea un alimento saludable como en el caso de los cereales de caja.

El dato de las grasas sí es importante pues las grasas saturadas y trans son malas para la salud. Respecto a los carbohidratos es importante elegir los correctos. Los alimentos procesados tienden a tener niveles muy altos de azúcares y proteína.

Usa el sentido común y correlaciona la información anterior con el tipo de alimento que estás adquiriendo. Y respóndete ¿Te parece un alimento saludable?

7. Actualiza tus conocimientos sobre salud y nutrición periódicamente

La salud alimentaria de nuestra familia no es responsabilidad exclusiva de nutricionistas y doctores. Como madres tenemos el compromiso y la responsabilidad de cuidar de los nuestros. Por eso, estudiar un curso de nutrición es básico para nosotras. Estar preparadas nos hace tomar ventaja para evitar enfermedades familiares presentes y futuras.

Siguiendo estos 7 sencillos consejos lograrás adquirir hábitos positivos en la alimentación. Y con seguridad, estarás cada vez más cerca de convertirte en una experta de la nutrición familiar.

Cuéntanos ¿qué haces para cuidar la nutrición familiar?


Fuente:
Adam, Maya. “Cocina y nutrición para los más chicos.” Universidad de Stanford. <https://www.coursera.org/learn/childnutrition/home/info> (17 Nov. 2016)

More in SALUD Y NUTRICIÓN