Conectate
To Top

3 Ideas para lidiar con la rivalidad entre hermanos

Si eres padre sabes lo difícil que es mantener la paz con tus hijos, debido a que desde muy pequeños tus hijos tienden a discutir por los juguetes, burlarse y criticarse unos con otros. Aunque la rivalidad entre hermano es algo muy común que suele suceder. No obstante, siempre es necesario tener algunas ideas para lidiar con la rivalidad entre hermanos.

1. Ten en cuenta que las necesidades de cada niño son diferentes

Imagen cortesía de: holaciudad.com. Todos los derechos reservados

Imagen cortesía de: holaciudad.com. Todos los derechos reservados

Muchos padres tienden a cometer el error de tratar a sus hijos de igual forma. Sin embargo, los niños se quejan por cosas que les parecen injustas y que no están recibiendo lo que tiene su hermano. Por ello, lo ideal es  que trates a tus hijos diferentes, eso no significa que tengas preferencias más por uno que por el otro, sino que le demuestras lo especial que es cada uno. Además, les enseñas que por  ser especiales, se merece un trato distinto.

2. No comentes las diferencias entre tus  hijos

Imagen cortesía de: patas-arriba.es. Todos los derechos reservados

Imagen cortesía de: patas-arriba.es. Todos los derechos reservados

Es natural notar las diferencias entre tus hijos, pero es recomendable que trates  de no comentar las diferencias entre tus hijos. Esto ocurre  porque para un niño es fácil pensar que no es tan bueno o tan amado como su hermano cuando lo comparas. Debes hacerle entender que cada niño es  especial.

3. Mantente fuera de los argumentos de tus hijos

Imagen cortesía de: ganaconwally.com. Todos los derechos reservados.

Imagen cortesía de: ganaconwally.com. Todos los derechos reservados.

En la medida de lo posible, mantente fuera de los argumentos de tus hijos. Si lo que quieres es ayudar a tus hijos a resolver sus diferencias, evita aprovechar situaciones que ocurren entre ellos para mantener la rivalidad. Si tus hijos tratan de involucrarte, explícale que necesitan investigar cómo llevarse bien. Claro está, debes involucrarte si la situación se torna violenta.

Además, asegúrate de hacerle entender a tus hijos, que su comportamiento no es el adecuado y que además no está permitido. Si sabes que existe algún argumento para que tus hijos lleguen a la violencia, entonces debes acercarlos y hablarles cuando se encuentren juntos. Prevenir  la violencia siempre es mejor que castigar después del hecho, ya que esto siempre empeora la rivalidad.

More in NIÑOS