Conectate
To Top

7 recomendaciones para reducir la cantidad de azúcar que consumen tus hijos

Enseñar a tus hijos a comer bien desde pequeños es muy importante para que tengan una vida saludable.

Recomendaciones útiles para evitar complicaciones

Muchos padres asumen que la comida que se comercializa para los niños; dulces, gaseosas, harinas, etc., es lo único que va a saciar el apetito de sus hijos. Erróneamente, los padres pensamos que éstos no querrán comer otras cosas y hacemos de bizcochos y golosinas alimentos indispensables en la casa.

Esto puede traer complicaciones, pero afortunadamente hay formas de mejorar la alimentación de los niños sin tener que quitarles el azúcar del todo.

El azúcar y la salud de los niños

Hay quienes piensan que el azúcar causa hiperactividad en los niños, aún yo lo creo cuando mi pequeña hija – a mi parecer- consume una mayor cantidad de dulce de lo adecuado; pero esta creencia no es acertada. Según las investigaciones no hay evidencia científica que lo compruebe hasta el momento. Sin embargo, existen otros estudios que relacionan los índices altos de glucosa con afectaciones cerebrales y de la memoria.

Por ello, es importante cuidar la cantidad de azúcar que consumen diariamente nuestros hijos. En porciones adecuadas, el azúcar ayuda a proporcionar energía y da sabor a los alimentos.

En cantidades moderadas, el azúcar puede formar parte de una alimentación saludable. Sin embrago, cuando se come en exceso puede dañar la salud y agregar demasiadas calorías a la alimentación. Además, puede contribuir a las caries dentales.

Recomendaciones para el consumo diario del azúcar

  1. Prepara bebidas con jugo de fruta y agua natural.
  2. Prepara paletas con jugos hechos de 100 por ciento fruta y vegetales, o haz una bebida licuada de yogur con plátano u otras frutas frescas.
  3. Prepara cereales con granos naturales y en caso de no poder hacerlo, compra cereales donde el azúcar no sea el primer ingrediente en la lista. En casa puedes agregar fruta o una cantidad pequeña de azúcar mascabado o miel de abeja para endulzar.
  4. Reserva los postres para ocasiones especiales. Mejor, sirve fruta.
  5. Al hornear, usa solamente dos terceras partes del azúcar que pide la receta.
  6. Lee las etiquetas de los alimentos. Cualquier palabra que termine en “osa” es un tipo de azúcar así como también lo es el azúcar para repostería, el azúcar morena, el sirope, la miel de maíz y de abeja, el endulzante de maíz, el concentrado de jugo de fruta y la miel de maíz con mucha fructuosa. Si tienes que elegir alguno para endulzar, entonces opta por; stevia natural, dátiles, azúcar mascabado o miel de abeja.
  7. Evita darles edulcorantes a los niños tales como splenda y otros similares.

Si sigues estas sugerencias lograrás fácilmente reducir la cantidad de azúcar que consumen tus hijos.

¡Comparte estas recomendaciones con otras mamás!

More in SALUD Y NUTRICIÓN