Conectate
To Top

Despídete de tu pasado y vive tu hoy

La vida está llena de etapas, todas diferentes entre sí pero con algo en común: todas tienen un principio y un fin.

A algunos de nosotros nos cuesta un poco más finalizarlas, ¿por qué? Porque seguimos viendo hacia atrás con melancolía. Se cambia algo seguro y conocido por algo nuevo y extraño.

  • ¿Acabas de ser mamá y ya no tienes tiempo para ti?
  • ¿Tienes un nuevo trabajo?
  • ¿Se acabó tu relación?
  • ¿Un cambio de ciudad?

La lista de posibles cambios es infinita, así como las razones que te das a ti misma para tardarte en pasar página.

Vivimos con un pie dentro y otro fuera

Muchas veces pensamos que ya hemos cambiado de capítulo por el hecho de estar viviendo algo nuevo. El problema estriba en que nos quedamos pensando todo el tiempo en lo que solíamos tener.

¿Por qué nos cuesta tanto vivir el hoy?

  • Hay etapas de nuestra vida que las cerramos con tanto dolor, que preferimos pretender que jamás existieron, pero junto con lo que vivimos están grandes enseñanzas de vida que no deberíamos desechar para vivir el presente. ¿Cómo empezar a leer un nuevo capítulo de un libro, si nos aferramos al anterior?
  • También hay etapas tan felices que vivimos añorándolas, pero por estar siendo melancólicos no disfrutamos lo que estamos viviendo hoy, con todas las nuevas sorpresas que esta etapa nos aguarda.

¿Qué hacer entonces?

Mira hacia atrás y agradece lo que viviste, recupera lo bueno y comienza a disfrutar de la etapa que estás viviendo ahora de manera positiva. Recuerda que pronto esta nueva etapa formará parte de tu pasado y si no lo vives como debe ser, tu vida será un eterno pasado.

  • Si bien acabas de ser madre y ya no “tienes tiempo para ti”, agradece y disfruta de este momento maravilloso que estás viviendo ahora con tu bebé, pues se va rapidísimo.
  • Si cambiaste de trabajo, piensa en todo lo nuevo que puedes aprender tanto del trabajo, de ti misma y de tus compañeros nuevos.
  • Si estás en una nueva ciudad, disfruta de las nuevas aventuras que puedes vivir ahí.

Y así con cada cambio que pueda haber en tu vida. Agradece y disfruta.

La vida es muy corta para irse lamentando, mejor empieza a escribir tu historia y que sea este capítulo aún mejor que el anterior.

Para finalizar, te dejo una frase que leí en un libro titulado: “Las 5 personas que encontrarás en el cielo”, que va muy ad hoc con lo que trato de decirte:

“Para poder seguir adelante, debes entender por qué sentiste lo que sentiste y por qué ya no necesitas sentirlo”

¡Vive tu presente!

Comparte esta nota con alguna amiga que necesite desprenderse de su pasado y vivir su hoy.

More in SER MUJER Y MADRE